Saltear al contenido principal
937 879 571 info@hercal.es
Hercal Empieza El Derribo De La Modelo De Barcelona

Hercal empieza el derribo de La Modelo de Barcelona

Hercal Diggers ha iniciado el derribo parcial de la antigua cárcel Modelo, situada en el barrio del Eixample de Barcelona. La obra encargada por BIMSA (Barcelona de Infraestructuras Municipales, SA) con una inversión de más de medio millón de euros, tiene una duración prevista de once meses.

Barcelona continua recuperando este recinto, cerrado desde junio de 2017, para usos ciudadanos. Después de abrir la cárcel al público, organizando exposiciones y otros actos en la misma, ahora han comenzado los derribos parciales para reconvertir el espacio en una serie de equipamientos públicos que incluirán un espacio de memoria de la cárcel, inaugurada a principios del siglo XX.

De este modo, Hercal actuará en diferentes partes de la estructura, empezando por el desmontaje de los cierres verticales ubicados en la parte superior de los muros exteriores e interiores del perímetro de la cárcel como las rejas perimetrales, las redes que cubren algunos de los patios, las placas prefabricadas, las concertinas, los paneles y otros elementos metálicos sujetados a los muros.

A medida que avancen estos desmontajes, se derribarán parcialmente las torres de vigilancia. Se hará de forma manual, con el fin de asegurar la integridad de los muros en contacto con éstas y un menor impacto sobre el entorno. Posteriormente, se pasará a los cuerpos anexos de la esquina de las calles Nicaragua y Rosselló (previa retirada y desvíos de conducciones de servicios) y de los edificios del teatro, y de las dependencias que se utilizaban como gimnasio y escuela de la antigua cárcel.

También está previsto el derribo del edificio de enfermería, agregado al proyecto original de La Modelo, que da a la calle Rosselló, al lado de la escuela Xirinacs.

Finalmente, se realizará el derribo de cuerpos adicionales y de los muros interiores tanto de esta misma esquina como de la de las calles Nicaragua con Provença, Entença con Provença y de la calle Rosselló.

En ningún caso se derriba ninguno de los elementos que actualmente están protegidos patrimonialmente. A la hora de realizar los trabajos se tendrá en cuenta que algunas de estas zonas a derribar se encuentran próximas a edificios de viviendas y se tomarán, en este sentido, las medidas adecuadas para no producir polvo o ruidos excesivos que puedan producir molestias a las edificaciones vecinas.

Además, todos los procesos de desmontaje y de derribo se desarrollarán de la mejor forma para que los elementos de residuos tengan el mejor tratamiento posterior. Éstos se colocarán en contenedores específicos para su posterior tratamiento.

Volver arriba